The Faces Book #28: Danae

La verdad es que Danae, es uno de esos casos donde el proyecto tiene todavía más sentido, nos vimos una sola vez hace un par de años, y desde entonces nuestro contacto ha sido exclusivamente por redes sociales. Aun así, cuando nos vimos para la foto, parecía que nos conociéramos más y la charla fluyó perfectamente, sin ningún problema de no saber que decir.

Decidí que le tomaría la foto en invierno, ya que yo soy una persona a la que le gusta la tierra firme, y de lo contrario corría el peligro que le tuviera que tomar la foto subido a una tabla de Padel Surf, a lo que ella es muy aficionada. Aun así, me contó que precisamente en dos días empezaba a entrenar con dos amigas más para participar en la 3ª Fiesta SUP para la Curación de la Leucemia y recaudar fondos para la Fundación Josep Carreras (<a href=”http://www.migranodearena.org/es/reto/9748/girls-from-the-hood/” rel=”nofollow”>Girls From The Hood!!!</a>).

Durante la charla comentamos bastantes temas, viajes, aficiones, vacaciones, y nos detuvimos un rato hablando sobre el machismo en el mundo laboral, ya que en unos días iba a participar en un evento para acercar el mundo de la tecnología a niñas y jóvenes, compartiendo su experiencia laboral. Claramente el sector donde trabaja ella, se asocia mucho más a los hombres que a las mujeres. El ejemplo más claro lo tenía en el Mobile World Congress donde ella había asistido la semana antes, y donde quizás solo el 2% de los asistentes eran mujeres, eso si, lo bueno es que no se tenía que esperar para ir al baño. A pesar de ser un sector muy masculino, ella nunca se había sentido incómoda porque no valoraran su opinión en el trabajo, por lo que al final el problema no es del trabajo en concreto, es más un problema de la gente que te encuentras.

Para la foto, elegí tomarla con un edificio de la Gran Vía de fondo, así que nos preparamos, esperamos a que el semáforo se pusiera en rojo para que no pasaran coches, y con dos tomas tuve suficiente.

Nota: La cerveza y el refresco que nos tomamos, fue el momento perfecto, para poder volver a hablar con tranquilidad, y lejos de las redes sociales.