The Faces Book #16: Àngels

Àngels había tenido perros cuando era pequeña, y no estaba muy convencida en la actualidad de volver a tener otro, pero finalmente, su pareja le convenció para ello, y viéndola ahora, no tengo demasiado claro quien esta más contento con Nuca, si ella o su pareja. Así que pensé que siendo vecinos como somos, lo más fácil para vernos para la foto sería aprovechar uno de sus paseos con Nuca por Montjuïc.

Subimos andando por la montaña de Montjuïc hasta llegar a la Plaça d’Europa, junto al Palau Sant Jordi. La verdad es que no conocía ese lugar, y resultó ser un gran descubrimiento, una plaza muy tranquila, sin prácticamente gente y con un gran zona de césped donde Nuca podía correr a sus anchas y nosotros hablar tranquilamente, eso si, controlando lo que la perra se pusiera en la boca.

Hacía poco que Àngels había tenido cambios en su lugar de trabajo que le habían hecho cambiar los hábitos, y sobre este tema estuvimos hablando. Si algo admiro de ella, es que es capaz siempre de adaptarse a dichos cambios con la mejor de las actitudes, aunque no siempre ese cambio le pueda interesar. Por mi parte, y siendo un poco egoísta, a mi el cambio, me parece perfecto, ya que la hemos recuperado para los fines de semana.

Para el momento de la foto, y siendo la hora que era, me volví a inclinar por un contraluz, ya que el sol en la cara siempre da problemas a la hora de intentar tener los ojos abiertos.

Nota: El vermut en esta ocasión nos lo habíamos tomado por la Barceloneta el fin de semana anterior.