The Faces Book #14: Miguel

Para quedar con Miguel, se tenían que coincidir varios factores, que pudiera tomar cerveza y no ese invento del diablo que se llama cerveza sin alcohol, y que le saliera barba.

Quedamos en Plaza Lesseps, cerca del estudio que comparte con ex compañeros de trabajo, ya que desde hace ya un tiempo Miguel, es autónomo, de hecho, nuestra charla estuvo basada en el trabajo, y en el problema que tienen muchos como él, para encontrar a un cliente fijo que no te haga estar pendiente cada mes de como va ir el tema ecónomico y no tener que buscar trabajos alternativos para subsistir.

También me contó que no trabajaba desde casa, porque prefería separar los espacios, y aunque tuviera que pagar por el alquiler del espacio de co-working, le compensaba el hecho de que al llegar a casa, ya no trabajaba más. Por otra parte, cada día se bajaba andando desde su casa hasta el trabajo, cosa que el médico le había recomendado, así que mataba dos pájaros de un tiro.

Para la foto, buscamos un sitio con sombra al lado de la Biblioteca Jaume Fuster, le tomé dos fotos, que no nos acabaron de convencer, porque se veía demasiado serio, así que me dedicó una última sonrisa y conseguimos el resultado deseado.

Nota: La cerveza (evidentemente no era una 0,0), nos la tomamos tranquilamente en la terraza de la Biblioteca.